004. Crónicas de un apiario

En el Cap. 3 se mencionaba que después de un largo día aprendiendo todo acerca de la vida de las abejas, había llegado un llamado en donde reportaban un enjambre cerca de ahí.

Cap. 4: oscuridad y zumbido abrumador

En el Cap. 3 de Crónicas de un apiario, mencionaba que después de un largo día aprendiendo todo acerca de la vida de las abejas, llegó un llamado en reportando un enjambre cerca de ahí.

Esa tarde, la práctica iba a ser improvisada. A unas horas de que cayera la noche, todo el equipo de Apícola Trejo subió a los vehículos, con el material necesario para llevar a cabo el trasiego.

004. Crónicas De Un Apiario

Condujeron un rato en carretera para después entrar en un camino de terracería. Camino que nos llevaría a la ubicación. Nos protegimos todo el cuerpo y nos fuimos aproximando al árbol. Se trataba de un tronco caído. El plan era sacar a la reina y meter la mayor cantidad de abejas posible, en la cámara que llevábamos preparada.

Al principio, observábamos que eran agresivas, a pesar de que había unas pocas volando cerca. Para poder sacarlas debíamos romper el tronco. Con un hacha se comenzó a golpear la madera. Eso nos obstaculizaba para poder sacar los trozos de cera, otros con miel y algunos más con cría operculada de abeja en tonos naranja y café.

004. Crónicas De Un Apiario
Gonzalo Miranda

Fue cuestión de segundos cuando comenzó a oírse muy fuerte un zumbido que nos impedía oír cualquier otro ruido más allá. Sólo se escuchaban los ladridos de unos perros en las casas cercanas, sin saber si era por nuestra presencia o por el estado de alerta de las abejas.

Cada vez teníamos que romper más para tratar de llegar hasta la reina. Incluyendo la dificultad de que oscurecía más a cada minuto. Otra colega y yo tuvimos que retirarnos, debido a que había caído la noche. Y aún estaba por ver el lugar en donde me iba a alojar.

004. Crónicas De Un Apiario

2 thoughts on “004. Crónicas de un apiario

  1. Soy tu fan Gonzalo, estupendo trabajo el de tu revista y el de tomarte ésta aventura, es un placer leerte, dejas con las ganas de querer saber más de tus vivencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.