008. Crónicas de Un Apiario

Ibamos de vuelta al centro del pueblo. Sin embargo, no sabíamos que haríamos otra parada antes de dirigirnos a el Tecuán para la hora de la comida.

Capítulo 8: una actividad ganadera

Ibamos de vuelta al centro del pueblo.  Sin embargo, no sabíamos que haríamos otra parada antes de dirigirnos a el Tecuán para la hora de la comida.

Avanzamos un par de kilómetros y nuevamente nos estábamos terracería dentro. En esta parte del trayecto me tocó ir acompañado de dos amigos veterinarios.

Ellos ilustraron mucho el viaje con su plática, enfocada en los conocimientos de su especialidad, mientras nos dirigíamos hacia unas laderas áridas, llenas de vida desértica.

El grupo estaba conformado por personas increíbles. Uno de ellos quería utilizar a las abejas como terapia, por medio de su picadura. Como ya había mencionado había en capítulos anteriores, había productores de naranja, de mezcal, etc.

Éramos un grupo multidisciplinario, cada uno con una visión diferente para aplicar el mundo de la apicultura, pero que a final de cuentas, iban a crear beneficios para la sociedad y el medio ambiente.

Cuando llegamos al lugar tuvimos que descender algunos metros para llegar a las colmenas, las cuales teníamos que alimentar. Además de que íbamos a aprender la aplicación de medicamento especial para las abejas.

aplicación de medicamento.

Al igual que cualquier otro animal doméstico, deben contar con un  cuidado específico y ser alimentadas.

La persona que posee estos animales para la producción, se le considera como un ganadero, ya que esta actividad está registrada oficialmente ante las instituciones gubernamentales del país.

Era el último apiario que visitaríamos ese día y era tiempo de regresar a los lugares designados para descansar. Todavía nos quedaba el último día de curso. El día de la clausura donde aún habría nuevas cosas por ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.