Carlos Correa Director mexicano de Fotografía

Carlos Correa nació y vivió hasta los 24 años en Guadalajara, Jalisco y estudió la carrera de Artes Audiovisuales. Gracias a sus padres le tomó gusto a la fotografía fija y en la preparatoria tomó un curso para adentrarse en esa industria. 

Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿Por qué tomaste la decisión de ser Director de Fotografía?

CARLOS: Siempre tuve una afinidad por contar historias y el mundo audiovisual. La verdad es que no tenía mucha idea de hacer cine, además que en ese momento yo quería ser director porque era lo único, o por lo menos lo que yo sabía, que había para hacer una película.

TAL VEZ TE PUEDE INTERESAR: LUGARES INSTAGRAMEABLES PARA TOMARTE FOTOS

MAV: ¿Cómo fue estudiar cine?

C: A lo largo de la carrera no hay una especialización como tal, sino que vas trabajando en el área que más te interesa. Cada semestre tienes clases de todas las áreas, por un lado está padre porque tengo noción de dirección, edición, producción, etc. 

A la mitad de la carrera me di cuenta que no quería ser director, la parte visual de cómo poner una cámara y contar la historia sí me gustaba mucho; pero la parte de trabajar con los actores y dirigirlos no me entraba mucho.

Y lo maravilloso fue encontrar dirección de fotografía, donde tiene todas las partes que a mí me gustan. Me encanta que el director de fotografía pone en imágenes y traduce el guión en fotografía. No solamente se tiene la cámara, sino que también está la luz. 

Foto: Ana Lorena Ochoa.

MAV: ¿Hiciste alguna especialización en fotografía?

C: En Guadalajara no había una especialización en este sector, así que tenía dos opciones: mudarme a la Ciudad de México o al extranjero. Evidentemente era muy caro buscar un país para estudiar dirección de fotografía y luego regresar a México para trabajar.

Así que tomé la decisión de venirme a la Ciudad de México y entré al primer intento al CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica). Y me aventé otra carrera de 4 años.

MAV: ¿Cómo fue tu inicio trabajando en esta industria?

C: Entré a trabajar en producciones como Asistente de Cámara estando aún estudiando. Y así poco a poco fui avanzando hasta ser el Director de Fotografía. Una vez que comienzas a trabajar te das cuenta que es diferente a lo que te enseñan en la escuela, por muy profesional que sean las producciones.

Para la edición digital de aniversario de junio de Revista Mav, platicamos con Carlos Correa Director mexicano de Fotografía.
Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿Qué es lo que hace realmente un Director de Fotografía?

C: A mi me pasó que no sabía lo que realmente hace un Director de Fotografía, hasta que lo estudie y lo experimenté. Y muchas veces me pasa que la gente me dice “o sea cómo, ¿tú tomas las fotos del póster o del equipo?” Y otras preguntas de ese estilo.

Para resumirlo de manera práctica, el Director de Fotografía tiene la responsabilidad de todo lo que tiene que ver con la cámara y la iluminación. Así que se tiene que coordinar al equipo de cámara y al de iluminación, desde una manera tanto técnica como creativa. Diseña la imagen, la composición y el encuadre de la película junto con el Director. 

También tienes que saber muy bien cómo vas a utilizar esa parte creativa, saber por qué vas a utilizar un contraste, para qué te va a servir ese claroscuro y sobre todo saber cómo crear esa atmósfera que se necesita por medio de la iluminación. Así que para lograr eso, te reúnes con el Gaffer y le platicas cómo quieres la escena. 

Para la edición digital de aniversario de junio de Revista Mav, platicamos con Carlos Correa Director mexicano de Fotografía.
Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿De dónde vienen tus inspiraciones?

C: Yo creo que el arte está en todos lados, en la vida cotidiana. En donde te fijes puedes ver algo que te inspire, que te mueva y que te haga sentir algo más allá de lo que estás viendo. Es algo con lo que te puedas identificar y que te mueva de manera personal. 

Para mí, sí es muy importante ver películas, Directores de Fotografía y todos los días descubrir nuevos. Me encanta lo que hace Lubezki, Roger Deakins y decirte más nombres de fotógrafos que me gustan y admiro su trabajo.

Pero también me gusta el fotoperiodismo, que es una forma de arte que parte de lo real. Es impresionante lo que logran los fotógrafos. Siempre me ha parecido impresionante que la foto fija tiene un nivel de complejidad mayor que la foto de cine, porque tienes que contar una historia con una sola imagen.

También me baso en la pintura, porque esta existía antes que la fotografía. Y no estoy comparando o diciendo que es lo mismo, pero al final es arte fijo lleno de complejidad. Se tienen el nivel de abstracción, el nivel de encuadre, el punto de vista del pintor. Y es muy interesante ver las obras desde la perspectiva y el ojo del autor.

Una de las referencias que yo utilizo para comunicarme con los directores o la gente en un proyecto es de fotos de fotoperiodistas.

Foto: Ana Lorena Ochoa.

MAV: ¿Cómo utilizas esa inspiración?

C: Lo que hago es utilizar ciertas fotografías. Por ejemplo, una me sirve para contraste, otra para referencia de color, para el encuadre, el tipo de luz, profundidad de campo, etc. Para todos los distintos elementos voy encontrando fotos y las voy poniendo de referencia. 

También utilizo la música, ya que la fotografía también es crear atmósferas, llevar un ritmo y sentirlo. Así que no solo me guio de las películas sino de todo el arte en general que pueda hacerme transmitir esa sensación. Incluso en los paisajes, la temperatura, el aroma, la frase de una novela o un poema.

No quiero sonar pretencioso ni nada por el estilo, pero al final también creo que lo más importante es vivir la vida. El salir a caminar a la calle es muy distinto cuando está lloviendo, o salir a caminar a Veracruz o al Ajusco. 

Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿Cómo es el proceso de tu trabajo?

C: Es dependiendo de cada proyecto, porque hay algunos en los que me involucro desde el guión. Así que lo primero que hago es entender la visión y de dónde parte el director o la directora. Tener claro qué es lo que quiere contar, por qué lo quiere contar y cuál es su esencia y ayudarle a transmitirlo con imágenes.

Otra cosa que es muy importante es ir colaborando con el punto de vista que tiene el director o la directora. Yo puedo proponer una estructura y puede que siga por ahí o por la estructura del director. Es ir mediando, colaborando y aportando para que el proyecto que de bien en todos los sentidos.

La comunicación es muy importante. Yo intento empaparme bien en el inicio y desarrollo, justo antes de la producción. Siempre he dicho que entre mejor preproducción se tenga, mejor va a salir la producción y tendrás más espacio para la improvisación.

En la postproducción no me gusta estar 10 horas sentado frente a la computadora en un cuarto oscuro; digo, hay proyectos en los que me piden que me involucre. Es muy bonito hacer la corrección de color, y darle esos toques finales, pero lo mio es más de estar en el set, coordinando la iluminación, estar con la cámara, en la acción, etc.

Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿Qué es lo que más disfrutas de tu profesión?

Entre más experiencias tienes en la vida y no necesariamente ligadas con el arte. Entre más viajas, sales a caminar, te metes al mar, te lanzas de un paracaídas o lo que sea que hagas, más fuentes tienen para hacer tu trabajo.

Y eso me encanta, viajar y descubrir cosas nuevas para que puedas acudir a esos momentos o atmósferas. Para que a la hora que leas un guión te vengan a la mente esos recuerdos y sensaciones y buscas la forma de replicarlo a través de tu trabajo.

También me encanta el rodaje, porque es el momento de creación. Estar en el set, con la cámara y llevar todo eso a algo tangible lo que estuviste preparando. 

Para la edición digital de aniversario de junio de Revista Mav, platicamos con Carlos Correa Director mexicano de Fotografía.
Foto: Ana Lorena Ochoa.

MAV: ¿Cuáles han sido los proyectos que más te han marcado?

C: Es difícil escoger uno, pero últimamente trato de estar en los proyectos que de alguna manera me llenen de satisfacción personal, aunque sean del sector comercial. Conocer nuevos lugares, nuevas cosas y seguir ganando experiencia. 

Hay un documental que ahorita estoy terminando, que trata de la historia de una mujer que encarcelaron hace 17 en Texas de un crimen que ella no cometió. Ya hay un documental que habla sobre el juicio injusto que vivió, tenía una hija de 2 años, en la cárcel dio a luz a su hijo y se lo quitaron. 

Ahora se decidió retomar la historia por la misma Directora Lucía Gajá. Y hablar sobre ella y de todo lo que había sucedido alrededor de Rosa. Se habla de cómo afectó esto a sus hijos y a su mamá y sobre todo a ella.

Es un proyecto que se empezó desde hace 3 años y este año la liberaron, a pesar de que no había muchas esperanzas de que la liberaran pronto. Se movió todo y salió y nosotros la acompañamos en este viaje. Así fue como la conocí y se me hace una persona sumamente fuerte, admirable y todo un mujeron.

Y este tipo de situaciones, donde conozco gente como Rosa que a pesar de lo que vivió sigue adelante cambió mi percepción de las cosas y me han marcado mucho.

Para la edición digital de aniversario de junio de Revista Mav, platicamos con Carlos Correa Director mexicano de Fotografía.
Foto: Mónica Godefroy

MAV: ¿Cuáles son las cosas más difíciles que le ha tocado vivir a la gente que se dedica al cine?

C: La dificultad más grande a la que nos enfrentamos es un poco a la falta de apoyo a este tipo de proyectos. La verdad es que no me puedo quejar tampoco con los proyectos comerciales que he realizado también son proyectos interesantes. Así que tenemos que ir campechaneando con proyectos que te dejan mucho dinero, por otros que no dejan nada.

Pienso que todos queremos vivir de lo que nos apasiona realmente. Vivir solo haciendo documentales, haciendo ficción o cualquier otra cosa que te llene, pero eso solo se vive en el mundo ideal. Evidentemente al no tener un propósito comercial no tienen el presupuesto que deben de tener y por supuesto no ganas lo suficiente como para mantenerte. 

El problema que estamos viviendo ahorita en México es el recorte de todos estos fondos que apoyaban a la industria del cine y con lo poco que se le da a IMCINE para las convocatorias, no alcanza a cubrir lo que se daba antes.

Foto: Ana Lorena Ochoa.

MAV: ¿Qué consejos le darías a las personas que quieren dedicarse a lo mismo?

C: Una de las cosas más importantes, o para mi lo ha sido es ser perseverante y seguir adelante sin importar nada. Hay que tener muy en claro hacia dónde quieres llegar y luchas por conseguirlo. Y yo después de estudiar más de 10 años y empezar a trabajar, ahorita ya estoy encaminado por un rumbo donde estoy haciendo justo lo que quiero hacer.

El volver a empezar de pronto se pierde la paciencia, así que no pienses en lo mucho que puedas tardarte si no en lo que puedes conseguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.