Carolina Alatorre: Diseño mexicano de joyería

Carolina Alatorre nació en Mazatlán y estudió la carrera de Diseño Industrial en Monterrey. Desde niña siempre quiso estudiar moda o algo relacionado con el diseño. Después de terminar su carrera, en el 2009 se fue a vivir a Francia por un año. Después se fue a vivir a la CDMX donde conoció a su primer socio. 

MAV: ¿Por qué tomaste la decisión de dedicarte a la joyería en vez del Interiorismo?

CAROLINA: La verdad es que en el Interiorismo era mucho de trabajar en una oficina. Al final como creativos tienes que explotar todo ese talento y en diseño de interiores no estaba haciendo las cosas que disfrutaba. 

Como a mi desde niña me ha gustado diseñar, yo veía la joyería como un pasatiempo que disfrutaba mucho de hacer, pero que me costaba dinero. Mi sueldo era para mandar a producción, a la búsqueda de los talleres donde nos acomodáramos con uno por su trabajo y muchas cosas más.

TAL VEZ TE PUEDE INTERESAR: Una Joya emblemática: El Collar De Cocodrilo De María Félix

MAV: ¿Hiciste alguna especialización en diseño de joyería?

C: En la carrera nos dieron una clase de Diseño de Joyería. Si tenía conocimiento de los proceso de joyería, pero una cosa es tener el conocimiento y otra el hacerlo. Al final si te da mucha idea de lo que se puede hacer, de lo que no, como resolver ciertos problemas, que se necesita, etc. 

El día de hoy no tengo las habilidades manuales de hacerlo, porque este es un oficio que se tiene que perfeccionar. La verdad es que es todo un orgullo y admiración para las personas con las que trabajamos ya que sin ellos no podríamos materializar los diseños que tenemos. 

MAV: ¿Cómo fue tu inicio en la industria de la joyería?

C: Después de regresar de Francia me vine a la Ciudad de México. Aquí vive toda la familia de mi papá y empecé a trabajar en el Centro Alemán. Estuve 3 años ahí y conocí a mi primer socio de mi primer proyecto de joyería que se llamaba Tosca.

Se empezó en el 2011, como un proyecto independiente y como un hobby. Nos separamos en 2014 y en 2015 inició Carolina Alatorre. Lo padre de esto, es que cuando empezamos había muy pocos proyectos y nos reconocieron muy rápido nuestro trabajo.

Una edición de la revista Marie Claire dijeron que éramos el futuro del talento mexicano de joyería. Estaban Varon, MinaRoMina y otras que están vigentes todavía. 

Me encanta que no a todos les gusta mi joyería, porque quiere decir que es diferente y es trascendental. Me encanta que mis piezas no sean para todo el mundo y quien las utilice se sientan cómodos usándolo.

Acabo de relanzar algunas piezas para celebrar estos 10 años diseñando joyería por tiempo limitado. Me llena de orgullo que el diseño que se hizo en el inicio de Tosca sigue vigente, algo lindo y muy usable. 

MAV: ¿En qué te enfocas a la hora de diseñar joyería?

C: Me enfoco mucho en hacer piezas atemporales, trato de no caer en las tendencias sin alejarme tanto. Hago cosas que son estéticas por sí mismas, y que más allá de eso, me enfoco mucho en que luzcan en la persona.

Me fijo mucho en que luzca pero el verdadero protagonista es el usuario ya que es la persona que la va a usar. 

También tratamos de hacer piezas accesibles. Sabemos que esto en extranjero se vende al triple. Además de que comparan los precios con tiendas que hacen macroproducciones de mala calidad y de precios bajos.

MAV: ¿Cuál es el proceso que realizas para cada pieza?

C: Trato de hacer colecciones, es muy raro que haga piezas sueltas. Pero todas las colecciones se relacionan en algo que está sucediendo en mi vida. Por ejemplo, la primera colección de Carolina Alatorre se llama “Encore” que tiene el significado de continuar. 

Ahorita estamos haciendo una colección muy alegre. Cuando pasan cosas duras y momentáneas, nos inspiramos para hacer cosas de quiebre. Pero cuando algo es tan duro tanto tiempo ya no queremos recordar y queremos puras cosas alegres.

Hablando de manera técnica, surge de una idea suelta y empezamos a desarrollar el concepto. Yo hago algunos bocetos a mano, me apoyo de gente que es muy buena para diseñar a mano, o me voy con alguien que me ayude a modelarlo a computadora.

También trabajamos de la mano y al mismo tiempo con producción, porque tienes que ver que no se vaya en peso, o en costo o algo que sea muy difícil de manufacturar con las herramientas que tenemos. 

MAV: ¿Cuánto se tardan en realizar una colección?

C: No tenemos un tiempo preestablecido. Estamos viviendo un cambio en donde antes era hacer 2 o 4 colecciones al año. Pero al final como diseñadores independientes nosotros decidimos si queremos hacer o sacar una colección cada tres años o una pieza al mes, etc.

Me ha pasado que en un día se para dónde va toda la colección o tardo más de 3 semanas dándole vueltas a la idea. Me he tardado 3 o 4 meses en terminar toda una colección, otras que me ha llevado un año. Depende mucho de cada colección.

También están algunas colecciones que se empezaron, llegaron a la mitad del proceso pero nunca salieron, o ideas que se van quedando guardadas. Porque también estamos trabajando de la mano con el cliente, que su experiencia de compra sea agradable, etc.

MAV: ¿Qué es lo que te inspira?

C: Depende mucho de lo que siento, de repente traes un mood muy sensible y te llega la inspiración. La inspiración de la colección de Jackpot vino a mí porque ese año estaba muy cercana a mi abuela y le encantaba ir al casino. Y de estar viendo las figuritas surgió toda la colección.

La inspiración puede venir de muchos lados, y a la hora de crear es saber quienes son las personas que lo van a usar. Puede venir de una película, de una fotografía, de una sensación. Una solución es documentarse e investigar más a profundidad sobre esa idea  e involucrarte.

Trato siempre de meterle un sentido a todas las colecciones o diseños que hago.

MAV: ¿En algún momento te imaginaste tener el impacto que tendrías?

C: No, para mi empezó como un hobby y nunca pensé que esto pudiera llegar a ese tamaño, pero al mismo tiempo se que se puede y se puede más. De las primeras influencers que tiene cosas mías es Yuya. 

Es una historia muy bonita, a mí no me gustan los bazares, pero es un esquema de negocios que están muy bien y funcionan para que tu compra para este proyecto independiente les ayude a seguir el siguiente mes. 

Entonces estábamos en un bazar en el World Trade Center, yo pensé que iba a estar muy padre, pero no; Después de eso, a los tres días me llegó un correo de Yuya que me quería comprar piezas, de hecho me compró durante mucho tiempo. Me contó que ella había ido a firmar libros ese día y que su mamá se dio una vuelta y le compró joyería.

Ella se me hace una mujer increíble y admirable que ha evolucionado, se ha mantenido alejada de problemas a pesar de ser figura pública. Y así fuimos creciendo poco a poco, donde diferentes influencers nos han apoyado. 

Al principio no entendíamos cómo habíamos llegado ahí, pero ahora entiendo que si tengo la oportunidad de apoyar a alguien, comprar lo que hacen, presumirlo a todos lados etc. Lo haré. Y siempre voy a estar eternamente agradecida por todas las personas que nos han apoyado.

MAV: ¿Qué consejos le darías a las personas que se quieren dedicar a la industria de la joyería?

C: Que lo intenten y que siempre den un pasito más de lo que pueden dar. Lo perfecto es sinónimo de lo imposible y que hagas lo que te apasiona en medida de tus posibilidades, con mucho corazón y ganas, porque para todo mundo hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.