VIKA ÁLVAREZ: MÁS SOBRE MUSEO DE SAM

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

En esta edición de Marzo, decidimos buscar mujeres influyentes, para que mostraran su fuerza a nuestros lectores.  Por eso, platiqué con Vika Álvarez, artista mexicana, que comparte mensajes poderosos a través de sus ilustraciones. 

Museo de Sam, es la cuenta de Instagram donde Ludvika transmite sus pensamientos en forma de arte. En este momento, cuenta con alrededor de 26,000 seguidores. Su contenido, se concentra en temas sociales, como el empoderamiento de la mujer, la eliminación de tabúes en temas como el placer sexual femenino, además de la importancia de la salud mental.

Ilustración que forma parte de la viñeta: Ser Mujer. Autora: Vika Álvarez, vía Instagram

Conoce más de Vika, de su trabajo y de toda su trayectoria, en esta entrevista especial que tenemos para ti.

¿Qué significa para ti ser una mujer fuerte o influyente?

Vika Álvarez: Creo que para ser fuerte o influyente, primero te tienes que enfrentar con cosas difíciles de ti misma, que tienen que ver con tu interior. He encontrado que las mujeres fuertes que me inspiran, primero tuvieron que ver en su interior para desafiarse y encarar cosas que no nos gusta ver, para después poder salir a hacer frente a situaciones del exterior. También creo que son mujeres que tienen mucha autoconfianza y que están buscando hacer el bien.

¿Qué persona te inspira o te ha inspirado en tu trayectoria laboral y personal?

VA: Alguien que me ha inspirado con temas, y que le ha puesto un significado nuevo para mí a ser mujer creativa, es Hayley Williams. Por otro lado, la verdad es que antes me quería dedicar a la música. Cuando yo crecí, veía que sólo había hombres creativos o en bandas. Entonces, ver a la chica de Blondie o de Bikini Kill haciendo cosas que pensaba que eran sólo para hombres, me inspiró mucho.

En Diseño Industrial, que es mi carrera, Marianne Brandt hacía muchos diseños en un medio donde predominaban los hombres. Eso me ayudó a ver que yo también podía. En la ilustración, me inspiraron Maremoto y Cristina Daura. Y ahora, quienes me inspiran son mis amigas y las mujeres de mi familia. 

¿Qué factores te inspiran al momento de realizar tu trabajo?

VA: Además de la música, me inspira la psicología, porque disfruto leer de esto. Soy una persona que ha estado en terapia mucho tiempo, entonces he guardado muchos conceptos que después aplico en mis ilustraciones. 

También me gusta meter filosofía y literatura. Tal vez no es tan evidente en mi trabajo, pero intento leer conceptos de estas áreas, que me ayuden a entender lo que estoy viviendo. Ahora, llevo 6 meses escribiendo a partir de un libro que se llama “Las mujeres que corren con los lobos”. 

Este libro me ayudó a comprender que ser mujer no es sólo acerca de las experiencias que tenemos en este momento, sino que cargamos traumas de muchas generaciones atrás. Otro aspecto muy presente, es la combinación de ideas de otras mujeres. 

Vika me comentó que todas las láminas que ella crea, comienzan como poemas que ella escribe. Por lo que su trabajo, está lleno de significados, vivencias personales y sentimiento. 

¿Qué temas te gustan ilustrar?

VA: Lo que más disfruto ilustrar, son experiencias personales. Entonces, ese es mi tema principal. Ya después, me di cuenta de que esas experiencias personales, tenían temas políticos. 

El siguiente tema que pondría, sería la psicología y la salud mental. Por otro lado, creo que la literatura y la filosofía están en todo, por lo que, más que ser otros temas, entran en los anteriores de manera secundaria. 

¿Por qué comenzaste a ilustrar los temas que trabajas ahora?

VA: Porque tuve una experiencia mala en una relación horrible, y yo pensé que tenía el corazón roto. Pero, cuando entré a terapia, me di cuenta que más bien, hubo muchas cosas que estuvieron mal en la relación, que yo permití que pasaran. Necesitaba encontrarle sentido a lo que sucedió para poder sobrellevarlo. Así noté que debía expresar lo que sentía, porque no era suficiente para mí decirlo en las terapias. 

Requería una manera de hablarlo conmigo misma. De esta forma, empecé a hacer ilustraciones y cuando las compartí, me di cuenta de que muchas mujeres conectaban con ellas. Comprendí que ya no eran sólo experiencias personales, era algo más grande. 

¿Cómo es tu proceso de introspección al crear una ilustración?

VA: Por lo general, son temas recurrentes en mi cabeza como por una semana. Durante este tiempo, reflexiono la idea mil veces, porque en ocasiones soy muy obsesiva, sobre todo cuando son asuntos que me lastiman. Pienso en diferentes formas de entender lo que está pasando. Así empieza, en ver por qué me duele, qué es lo que me lastima, y por qué no evité algunas cuestiones que me hicieron daño. Siempre intento ver cómo evitar encontrarme de nuevo con personas que me hagan daño. 

Mi proceso natural, es ir con mi terapeuta a hablar lo que me afecta, porque me ayuda a comprender lo que siento, y después escribo sobre esto. Siempre escribo antes de ilustrar. 

Muchas veces, los pensamientos que inspiran el trabajo de Vika, han estado presentes en muchas de nosotras. Las inseguridades, el miedo de ser mujeres, las ganas de expresar nuestros sentimientos. Esta es una de las razones por las que, sin esperarlo, esta artista mexicana ganó cada vez más simpatizantes de su trabajo, ya que crea una conexión con sus seguidores. 

¿Consideras que la pandemia ha afectado tu proceso de introspección o tus ilustraciones?

VA: Sí, pero no mucho, porque yo siempre fui obsesiva, entonces aunque otras creativas consideran que han tenido más introspección, yo nunca dejé de pensar en estos asuntos. Nunca dejé de hablar conmigo misma. Más bien, ahora aprendí a ser más comprensiva con lo que siento y me doy el tiempo de introspección con más amor. 

¿Cuáles han sido los retos más difíciles que has tenido que enfrentar en el ámbito personal y laboral?

VA: Se me juntaron dos situaciones. Cuando salí de la universidad, yo pensaba que no me quería dedicar a lo que estudié y pensé ¿ahora qué? 

Había estudiado diseño, pero me llamaba mucho más la ilustración y se me juntó con esta relación que comentaba. Creo que ha sido lo más difícil que he vivido en el ámbito personal, porque creo que he sido privilegiada, por ejemplo, nunca han pasado muertes en mi familia. 

Así que, pasar el duelo de esta relación fue muy fuerte para mi, porque me di cuenta que yo había permitido muchas cosas, tenía un velo rosa de las cosas, por lo que no todo estaba bien como yo creía. Me di cuenta de que yo también hice muchas cosas que no estuvieron bien. La ilustración fue lo que me salvó de todo eso.

En cuanto a la ilustración, lo más difícil ha sido emprender en pandemia. Yo ya tenía la idea de vender mercancía. De repente, se cruzó la pandemia y perdí mi trabajo, entonces no sabía qué hacer. La ilustración, me volvió a salvar. En realidad, sólo porque empezó la pandemia pasó todo esto, sino, creo que seguiría en un trabajo de oficina. 

¿Cuál es la enseñanza más importante que ha dejado tu carrera?

VA: Se me hace increíble la manera en la que he conectado con otras mujeres y me vuela la cabeza todo el talento que tienen, además de cómo conectan con su trabajo.

Creo que la enseñanza es entender que cuando hacemos arte, no es sólo un proceso personal, sino que se vuelve algo colectivo. También el cómo me puedo reflejar en otras mujeres, que algunas son artistas del otro lado del mundo. Todo esto me ha enseñado muchísimo. 

En las preguntas de la entrevista pasada para Revista Mav, Vika Álvarez mencionó que jamás pensó que el Museo de Sam llegaría a tener los seguidores que tiene ahora, además del éxito que logró.

Si pudieras regresar en el tiempo, y hablar contigo misma en un momento de inseguridad personal ¿Qué te dirías?

VA: Me diría que todo va a estar bien. Antes me preocupaba que iba a pasar, y todo me parecía muy inseguro, porque llegó la pandemia, además de que no estaba segura de que mi carrera fuera realmente mi vocación y había perdido mi trabajo. 

Me presioné a hacer estas cosas, me avente a hacer lo que me hacía feliz sin esperar nada a cambio, porque yo no esperaba volverme famosa. Entonces sí, me diría que lo estoy haciendo bien y que todo va a estar bien. 

Si pudieras dar un mensaje específico a tus seguidoras ¿Cuál sería? 

VA: Hay que entender que sólo la experiencia de ser mujer, es increíble. Yo sé que tiene muchas cosas malas, a las que nos hemos enfrentado todas, y que vamos a seguir enfrentando después. Pero, todas estas cosas son parte de la experiencia y nos guían a florecer, a mejorar de alguna forma. 

También, es necesario ver que estamos todas juntas en esto. Espero que se sientan acompañadas, que sepan que en algún momento terminan las cosas malas, o al menos, que eso estamos intentando como grupo, y que sepan que todo el tiempo tienen a alguien que las acompaña.

¿Qué le dirías a todas las niñas y mujeres que se quieren iniciar en la ilustración y el arte? 

VA: El ser mujer nos da la ventaja de ver las cosas de una forma increíble y bonita. Y hay una conexión espiritual entre la mujer y crear, es como esta conexión de parir y ser madres. Así que les diría que lo hagan. 

Nos han enseñado que crear, es una experiencia muy masculina, pero nosotras creamos cosas desde que nacemos. Nuestro género es creador. Y no porque vean que la mayoría de las representaciones son con hombres, crean que no es posible abrirse un camino. 

Muchas mujeres como Mar Maremoto, Ange Cano y Andonella, abrieron un camino muy importante. La generación a la que yo pertenezco, está intentando mantenerlo y hacerlo más fuerte, para que todas las niñas que quieren dibujar, o se quieran dedicar al arte, nos vean representandolas y vean que pueden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.