JOCELYN CORONA: Revolucionaria del modelaje

Jocelyn Nayeli Corona es una modelo mexicana de origen jalisciense. Ha deslumbrado en pasarelas de Nueva York, además de Europa gracias a su talento y belleza. En días recientes, formó parte de la New York Fashion Week. Así mismo, ha realizado numerosas editoriales en esta capital de la moda en Estados Unidos.

Es reconocida por su trabajo como modelo curvy y de tallas plus. Incluso, la revista Glamour USA la nombró como una de las modelos plus size que está revolucionando el mundo de la moda. También, comparte con sus seguidores mensajes de amor propio y de confianza. 

Para la edición de octubre, nos prestó un poco de su tiempo desde la ciudad de Nueva York, para contarnos un poco acerca de su trabajo, sus poderosos mensajes y de su estilo de vida. 

Instagram. Jocelyn Corona

MAV: ¿Por qué decidiste entrar al mundo del modelaje?

Jocelyn: Realmente yo no lo decidí, no soñaba con ser modelo. Se me presentó la oportunidad y sucedió. A mí me gustaban los concursos de belleza, no modelar como tal. Nunca lo busqué o me acerqué a alguien para intentarlo. Solito llegó a mí. 

MAV: ¿Qué modelo fue tu inspiración cuando iniciaste tu carrera?

J: Cuando yo empecé, el modelaje curvy o plus size aún no era muy explorado como hoy. Yo veía a Naomi Campbell porque siempre se me ha hecho una modelo icónica. También veía a Ashley Brown. Para mí eran las mejores modelos del mundo, entonces cuando iniciaba, ellas eran mis referentes de la modelo que quería convertirme, pero nunca he sido tan seguidora de modelos.

Obviamente sé lo que hacen las modelos, me gusta verlas y seguirlas, pero en ese momento yo no sabía de moda, entonces no tuve como tal un modelo a seguir. Al principio podía estar con cierta persona importante en el medio y yo ni sabía quien era, porque no sabía nada de este mundo. Fui conociendo y aprendiendo. 

MAV: ¿Qué es lo que más te gusta de ser modelo?

J: He tenido la oportunidad de viajar por todo el mundo y de conocer a personas increíbles. Eso es lo más bonito. También me da mucho gusto que soy una mujer mexicana, de una talla diferente a lo que siempre vemos y que de alguna manera u otra estoy haciendo lo que está en mis manos por intentar cambiar la industria mexicana en la moda. 

Yo tengo hermanas menores y una de ellas tiene 15 años. Ella se pone lo que quiere y también es curvy. Yo a esa edad no lo hubiera hecho porque sabía que mi cuerpo era diferente. Platicaba con mis amigas y me cohibía. Entonces me da mucho gusto que ahora hablo con las personas cercanas a mí, porque creo que lo que he logrado tiene un impacto positivo en ellas. 

Eso me hace sentir súper tranquila porque es muy importante que las demás generaciones crezcan libres de tabúes, estereotipos y críticas hacia sus cuerpos o personas. Eso hace que te conviertas en una persona con más confianza, que disfruten de su cuerpo y es lo más bonito que a una mujer le puede pasar. 

Ya sea poquito o mucho, creo que estoy teniendo un movimiento que en México no existía y espero que pueda ser una referencia, porque cuando yo empecé no tenía alguna modelo mexicana para ver. Quiero inspirar a que si alguien me ve, sepa que lo puede lograr. No pretendo ser buena para todos, o que a todo el mundo le agrade lo que estoy haciendo, pero me hace sentir tranquila que pueda ser la referencia de una modelo latina o mexicana. 

MAV: ¿Consideras que el mundo de la moda es como esperabas?

J: No tenía ninguna expectativa del modelaje, porque nunca pensé que lo podría hacer.

Cualquier cosa que hacía, para mí era maravillosa, porque nunca pensé que iba a estar haciendo eso. Lo único que sí creo es que hay cosas en el modelaje que nadie te dice que tienes que ir midiendo y aprendiendo. 

Cuando llegas a una agencia nadie te dice que puede que el cliente te haga sentir mal porque no te ves guapa, que no te sientas bien y vas a tener que ir a trabajar, o que alguien haga un comentario que te pueda hacer sentir mal. Yo desearía que alguien te lo dijera. Las cosas no son como las imaginaba, pero tampoco me decepciona.

MAV: ¿Cambiarías algo del mundo de la moda?

J: Debido a que yo soy una modelo mexicana, para mí es importante tener más exponentes mexicanos, desde maquillistas, modelos, diseñadores, stylist. Toda la moda mexicana puede tener un papel muy importante en la industria. Entonces yo comenzaría apoyando todo el talento que tenemos en casa. 

También me gustaría que se hable más de la salud mental. Es un tema súper importante. Yo creo que deberíamos ofrecer espacios sanos en los que toda la comunidad de la industria se sienta escuchada y protegida. Que a una modelo no le de miedo decir que tiene problemas de ansiedad, depresión, que le han faltado al respeto. Porque yo lo he vivido de primera mano. 

Afortunadamente no me han faltado el respeto en set, pero sí he sufrido depresión, ansiedad, mis quiebres emocionales y me hubiera encantado sentirme segura para poder platicarlo. Eso es lo primordial.

Después nos vamos a otras circunstancias, como que las modelos no tienen muchos derechos porque son freelance, entonces como muchos que trabajan de esta forma, las modelos no tienen seguros, no tienen una sociedad que las proteja. 

No tiene derechos sobre su imagen, ni lo que consume. A mí todo eso me parece un poco inhumano, porque aunque yo sé que trabajamos de nuestra imagen, no tener el control sobre eso no me parece bien. 

MAV: ¿Cuál es para ti el reto más grande de ser modelo?

J: Yo empecé a modelar cuando tenía 16 años, iba a cumplir 17 y me fui a vivir a Londres sola. Entonces creo que ese fue el reto más grande; irme a vivir de mi casa a esa edad tan temprana. 

También fue difícil atreverme a hacerlo. Ahora yo creo que lo pensaría más. Cuando voy a viajar reviso con quién voy a estar, qué voy a hacer. Pero hace unos años me fui y ya, no lo pensé tanto. Fue algo muy retador pero muy importante porque he aprendido muchísimo de eso.

MAV: ¿Cómo afectó la pandemia tu trabajo?

J: Afectó mucho porque no había mucho trabajo, pero creo que era un break muy necesario para muchos. Entonces, no había nada que hacer y tuvimos que regresar a nuestras casas, pero en la industria no estaba pasando nada, entonces no nos perdimos de mucho. 

También creo que nos hizo entender que lo que hacemos no es un trabajo primordial. La moda es arte, pero si mañana deja de existir no va a perjudicar realmente. Para mí fue importante darme cuenta de que a pesar de que amo y adoro mi trabajo, hay cosas que tienen que ir más allá de sólo lo que vemos. 

MAV: ¿Cuál es tu siguiente meta?

J: En el área laboral, me encantaría caminar un Versace. Amo totalmente la marca, me gusta muchísimo. Hay muchas cosas que quiero hacer, pero algo importante es que me gusta estar en proyectos que tengan un mensaje.

Para mí es súper importante dejar un mensaje en las personas y que lo que haga trascienda. Me gustaría estar en muchos proyectos que tengan mensajes positivos para la mujer.

MAV: Hasta el momento, ¿cuál ha sido tu mayor logro?

J: Mi mayor logro a nivel personal es que aprendí a ponerme como prioridad y a darme breaks. Siento que ahora se dicen muchas cosas como “ahora es tu momento”, o “no puedes parar” y no importa que tú te estés sintiendo fatal. Aprendí que no importaba que fuera mi momento o que fuera lo más top, si yo no me siento bien, no lo voy a hacer. 

Y también es a nivel laboral, porque he aprendido a darme los tiempos que necesito, a ponerme como prioridad sin importar quién esté detrás de equis cosa. Si yo no me siento bien no lo voy a hacer porque al final lo reflejas. Gran parte de mi trabajo es transmitir quién soy yo. Entonces yo no me voy a parar en un set a fingir que estoy bien cuando no es así. 

Más allá de los trabajos que he hecho, eso es lo más importante que he hecho como modelo y como persona porque hay gente que nunca lo aprende. 

MAV: ¿Cuál crees que es el papel de la salud mental en el modelaje?

J: Tiene un papel muy fuerte porque la gente siempre te sobreestima. Ven a las modelos como super personas, que no tienen emociones. Al final, es una chica como tú y cualquier otra. A mi me afectan las hormonas, me llega el periodo, tengo acné. Al final, somos como cualquier otra persona. 

De pronto nuestro trabajo está muy adornado con el glamour, con la fantasía de siempre estar espectacular, pero hay mucho más que eso. Imagínate de pronto tener un mal día y tener que convencer a todos de que estás teniendo un día increíble y que estás feliz de verlos cuando estás triste, o te duele la cabeza. 

No es como en muchos otros trabajos que tal vez no afecta como te ves en una oficina, o tal vez a nadie le importa cómo te ves. Yo siempre hablo de la salud mental y de lo importante que es porque yo lo he vivido de primera mano y creo que es algo en lo que tenemos que estar muy conscientes. 

MAV: ¿Cuál crees que es el papel del amor propio en el mundo del modelaje?

J: Es muy importante, porque eres juzgada 24/7. Te critican por estar gordita, porque no lo estás, porque no lo estás lo suficiente, o no estás alta o estás muy alta. La gente nunca está conforme con lo que ve. Nunca se van los comentarios.

 A veces no necesitas saber que hoy te ves ojerosa, o que subiste de peso. No necesitamos saber cosas que no nos aportan como personas. Entonces siento que es complicado hablar y trabajar del amor propio cuando estás en una industria en la que se te vende por cómo te ves y no por quién eres.  

Hoy se habla más de eso y se está dejando un poquito más de lado el ser guapa. Afortunadamente ahora se trata un poco más de transmitir quién eres. 

Tal vez te pueda interesar: CANDE MORAN: La actitud no se puede photoshopear

MAV: Las figuras públicas siempre se deben enfrentar a las críticas y a los haters ¿Cómo ha sido para ti manejar estas situaciones?

J: Aprendí que no me puedo tomar las cosas personales. Afortunadamente recibo muy poco hate. Creo que la gente que me sigue, lo hace porque les gusta lo que hago, no para criticar. Pero no falta el comentario de vez en cuando.

Igual aprendí que si me lo tomara personal, estaría llorando todos los días, entonces eso me ha ayudado mucho a poner límites saludables. Ahora no contesto los comentarios negativos porque yo sé que es muy fácil escribirme sin conocerme, a través de una red social donde probablemente no te vaya a contestar. 

Pero, es una falta de respeto porque me dicen algo que yo no pregunté. Yo no te pedí tu comentario, no sé quién eres. Antes contestaba y me daba mucha risa porque lo borraban, me dejaban en visto o no me contestaban. 

Y es que parece muy fácil ver algo y molestar a los demás. Ahora sé que no me tengo que desgastar. Yo sé lo que está haciendo, sé lo que yo hago como modelo y como persona. No me voy a parar a darle explicaciones a cualquiera que lo quiera cuestionar. Esta decisión me da una paz muy grande.

Es necesario marcar límites porque sino la gente se cuelga y no respeta. También sé que todos estamos aprendiendo, estamos creciendo. Pero sí creo que nosotros nunca debemos hablar del cuerpo de otra persona. Nunca. Menos si no se te está pidiendo una opinión. 

Processed with VSCO with a6 preset

MAV: Recientemente comenzó una revolución dentro del mundo del modelaje en temas de inclusión ¿Qué opinas de esto?

J: Vivimos en una sociedad en la que todos somos diferentes. Entonces no entiendo por qué todos nos queremos ver iguales. Creo que esta revolución es súper importante, porque todos merecen ser representados y sentir que pertenecen. 

La industria ha mejorado muchísimo, sino yo no sería modelo. Pero aún nos falta un montón de trabajo, más en México, porque aquí no hay muchas marcas cool para chicas curvy que puedan usar sin que sientan que se están vistiendo como señoras. No hay lencerías sexys para chicas de tallas grandes. Me causa mucho conflicto que no mejore. 

También creo que nosotros como sociedad lo podemos cambiar y cada vez lo estamos exigiendo más. Igual nos falta ser un poquito más cuidadosos con lo que consumimos para que el cambio sea verdadero. 

MAV: ¿Qué opinas de los prejuicios que tiene la sociedad acerca del mundo de la moda?

J: Creo que es muy fácil hablar acerca de lo que no conocemos. Lo entiendo porque en algún momento yo también lo hice. Pero creo que todo está en el informarnos, en investigar. Si queremos, sólo podemos buscar en Google y encontrarlo. 

Yo diría que es válido tener ideas diferentes, pero es necesario que antes de hablar de cualquier tema, nos informemos y nos eduquemos al respecto, para saber si nuestros comentarios pueden ayudar o perjudicar a alguien. 

MAV: ¿Consideras que los Reality Shows de modelaje muestran la realidad de este trabajo?

J: Creo que cuando hablamos de televisión, sabemos que es algo que se prepara para lo que le gusta a la gente. Entonces es un proyecto que sabemos que la gente va a consumir. 

No estoy ni en contra ni a favor de estos programas, siempre y cuando tú como persona estés de acuerdo y no se le fuerce a nadie a ser algo. 

Yo nunca he ido a uno, pero creo que mientras se les respete a todos por sus valores o por la persona que son, si ellos deciden hacerlo, no depende de mí. Si creo que no debería existir en general una competencia entre las mujeres, por ver quién es más guapa o talentosa. Ya sea en un concurso de modelaje o de belleza, como mujeres ya no estamos para ver quién es mejor que otra, sino para apoyarnos y caminar juntas en un trabajo que es de todas. 

MAV: ¿Cuál crees que debe ser la actitud de los consumidores responsables de la moda?

J: Tenemos que aprender a cuidar las ideas que deseamos comprar y a exigir lo que queremos. Por ejemplo, Victoria ‘s Secret ha cambiado porque la gente lo ha pedido. Cuando le dejamos de dar cuerda a algo no hay de qué alimentarse, por lo que se tiene que adaptar. Tenemos que ser responsables con las marcas a las que apoyamos, con lo que seguimos y consumimos. 

Por otro lado, creo que es muy importante cuidar la sustentabilidad de las cosas. Como alguien que trabaja en la moda creo que sería muy irresponsable de mi parte no tocar el tema de la ecología. Sólo tenemos un mundo y nos lo estamos acabando. Tenemos que tener cuidado con lo que consumimos por temas como la fast fashion. 

Hay que buscar marcas sustentables, existen un montón de diseñadores mexicanos que son chiquitos y que tienen cosas espectaculares. Si los ayudamos, pueden crecer mucho. Debemos ayudar a la gente de nuestro país. 

MAV: ¿Qué recomendación le darías a las personas que quieren entrar al mundo del modelaje?

J: Es muy normal tener miedo de entrar a un mundo desconocido. Si quieres hacer algo, tienes que investigar y hacerlo. Si no funciona, de perdida lo intentaste. Intentarlo es fundamental. Yo por ejemplo nunca lo esperé y me ha abierto unas puertas increíbles. Entonces, a veces la oportunidad está ahí, sólo falta que la tomes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.