Pai Pai, marca de cosméticos mexicanos

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Hace 7 años Karen Rodarte y Andrea Ibargüengoitia empezaron su propia marca mexicana de maquillaje. Hoy en día Pai Pai se ha expandido para ser una empresa con alcance internacional.

Para esta edición, platiqué con Karen para conocer un poco más sobre su historia y de todo lo que han enfrentado como emprendedoras. 

pai pai para revista mav
Cortesía: Pai Pai

MAV: ¿Cómo nació Pai Pai?

PAI PAI: Andrea y yo somos diseñadoras, ella es Diseñadora Gráfica y yo soy Diseñadora Integral. Empezamos entre 22 y 23 años y comenzó como un proyecto real y no como uno escolar.

Pero nos sirvió ir de la mano mientras estudiamos para poder realizarlo. Todo el proyecto, inició en Morelia porque las dos somos de ahí. 

Yo me fui a Guadalajara a seguir estudiando y Andrea se fue a la Ciudad de México, así que  digamos que finalizó aquí en la CDMX. También fue donde arrancamos con toda la operación. 

MAV: ¿En algún momento pensaron en dedicarse a la venta y distribución de cosméticos?

PP: La verdad nunca, Andrea y yo desconocíamos completamente de esta industria. El tema empresarial y administrativo no la conocíamos, pero nos sirvió mucho el diseño en cuanto al branding y todo el tema marquetero de la marca. Todo lo demás lo hemos aprendido durante estos años.

pai pai para Revista Mav
Cortesía: Pai Pai

MAV: ¿Por qué le pusieron el nombre de Pai Pai?

PP: El nombre fue una de las primeras cosas que hicimos, queríamos trabajar con un nombre mexicano, pero no tradicional y tampoco folclórico. Queríamos que fuera algo mexicano, pero cool, que tuviera todas estas cualidades que tiene esta marca. 

Estuvimos leyendo y buscando en internet y encontramos un grupo indigena llamado Pai Pai que se encuentra en Baja California. Y fue que decidimos nombrarlo de esta manera, pero antes pedimos la autorización.

MAV: ¿Cómo fue todo el proceso de inicio para ustedes?

PP: Fue muy divertido todo el inicio, yo creo que es justo la lluvia de ideas el momento en que puedes hacer lo que realmente te gusta. Es el momento en donde puedes echar a andar todas esas locuras que traes en la cabeza.

Porque ya después vas creciendo, las decisiones ya las tomas mediante números, mediante estados de resultados financieros y ahí ya todo no es tan divertido.

Al principio sí porque todo es lo que más te gusta, como un nombre que te llame la atención, escoger colores que te gusten, etc. Sirvió mucho que Andrea y yo somos diseñadoras ya que todo lo creativo lo desarrollamos entre las dos.

MAV: ¿Por qué iniciaron con la línea de labiales?

PP: Empezamos sólo con lipsticks porque la industria de la belleza te maquilan mínimos de producción, pues de la competencia enormes. Nuestras posibilidades en un inicio fue de producir los labiales con pocos colores. 

Poco a poco fuimos creciendo, desarrollando y lanzando nuevos productos. Siempre supimos que queríamos vender más cosméticos, nada más que en un inicio no podíamos, pero sí sabíamos que lipstick era el producto más vendido en México.

MAV: ¿Cómo ha sido la aceptación de las personas que estaban acostumbradas a consumir mayormente los productos de farmacia?

PP: Aunque había competencia, que nos ayudó fue que no había un concepto similar. Con los años ha salido mucha competencia; se han creado muchas marcas mexicanas.

Creo que actualmente hay 180 marcas mexicanas de la industria de la belleza, entre cosméticos y cuidado de la piel que hay más. 

El punto fue la diferenciación de aquel entonces y hoy es mantenerse innovando, porque competencia siempre va ha haber. 

MAV: ¿Son una marca con productos orgánicos?

PP: No, no tenemos productos orgánicos, ni somos una marca orgánica. Es un tema que genera mucha confusión en el mercado y que la gente piensa que por tener ingredientes naturales son orgánicos y no.

Es un tema educacional y cultural, tenemos ingredientes naturales pero no somos orgánicos. Para ser orgánico necesitas cierto proceso de producción que es muy difícil acreditarte como orgánico. Porque hasta te solicitan que no utilices electricidad para la palabra vegano.

Muchos pigmentos vienen a base de los animales, por ejemplo el color rojo viene de la grana cochinilla y al final es un animal. Hay un error justo en el mercado a nivel comunicación, que las marcas dicen que son orgánicas y no lo son, y mucho menos veganas. 

En Estados Unidos es más viable por los certificados, pero en México es mucho más difícil. ahí nada más es un tema que hay corregir y yo creo que es un tema de educación, que la gente empiece a entender la diferencia entre que es orgánico y que es vegano y que son productos naturales.

Mucha gente piensa que somos orgánicos porque utilizamos productos naturales como la cera, pero al final ese también es un producto animal. Siempre hemos tratado de ser una empresa transparente en ese tema.

Nosotras producimos en fábricas muy grandes y nuestras fábricas maquilan a grandes marcas como L’oreal. Tenemos la calidad de esas mismas marcas por lo tanto es muy difícil acreditarse como vegano, porque son líneas muy de producción gigantes.

Cortesía: Pai Pai

MAV: ¿Cuáles han sido los retos más difíciles que han enfrentado?

PP: Mantenerte enterado de las tendencias, de la innovación, entender perfectamente todas las áreas de la empresa.

Eso nos ha ayudado a ser una empresa de no sólo 2 personas, si no de más y estar aprendiendo todo el tiempo. Porque aunque tengas a una persona en contabilidad, en finanzas o administración, al final tú tienes que saber qué están haciendo.

En la empresa nos ha pasado de todo, hemos sufrido varios robos físicos, transaccionales, de la imagen de la marca. El robo es la palabra que más coincide y que hemos tenido este tipo de acciones.

Pero nos ha ayudado a cambiar, a poner más seguridad en la oficina o con las claves de los bancos, fortalecer más el concepto de la imagen de la marca, etc. 

MAV: ¿Qué es lo que te gusta de trabajar en Pai Pai?

PP: A mí antes me gustaba mucho el tema creativo, la selección de artistas, el arte, la selección de colores, etc. Hoy eso ya me aburre y se me hace monótono. Ahora me está empezando a gustar más los analytics de marketing y toda la implementación del e-commerce. 

Es algo que no estudié, pero constantemente estoy viendo y aprendiendo. He tomado talleres y cursos para ayudarme en esta parte. También hubo un tiempo que me estaba atrayendo el tema financiero, pero la verdad es que fue poco porque no es algo que me atraía al cien.

MAV: ¿Hasta dónde las ha llevado Pai Pai?

PP: En un inicio no nos imaginábamos llegar a donde estamos en este momento. Ahorita estamos trabajando para innovar todos los días. Porque se que muchas emprendedoras llegan a cierto lugar y ahí se quedan.

Seguimos buscando crecer profesionalmente, crecer en la línea de cosméticos, lanzamos nuestra línea de skincare y seguimos con la misión de globalizarnos, así que trabajamos todos los días para llegar a eso. 

MAV: ¿Cómo fue su experiencia en Shark Tank México?

PP: Hace años atrás ellos nos buscaron y habíamos rechazado la oferta para aparecer en televisión.

Nos volvieron a buscar y decidimos que sí íbamos a participar. Lo hicimos por publicidad y de marketing para la marca. Y la verdad es que nos funcionó, nos fue bastante bien, estuvo muy divertido y lo recomiendo enormemente. 

Estábamos un poco nerviosas, porque todo es real, no conoces a nadie y cuando apareces en escenario, es impactante. Pero nos preparamos, preparamos el discurso para no estar tan en blanco; aunque al final sabíamos que era un show. 

No teníamos prevista ninguna oferta, de hecho no cerramos nada. Todo se quedó en el programa y ya no pasó más aunque tuvimos reuniones. 

La gente que haya sido invitada o que quiera inscribirse lo deben de hacer. Es una plataforma de publicidad gigante, que la recomiendo ampliamente. 

MAV: ¿Qué consejos les darían a las mujeres que quieren iniciar su emprendimiento?

PP: La recomendación que siempre doy es que antes de emprender tienes que saber dónde te visualizas cinco años después. Porque normalmente al emprender inicias haciéndolo desde el corazón, de la emoción y no de la cabeza.

Es muy importante que tengas la mente y el corazón en el mismo camino, porque cuando sólo lo haces desde la emoción no te va a llevar a ningún lugar. No estás tomando acciones conscientes, ni estás trazando algún trayecto, ni una proyección.

Por eso les digo que planifiquen en dónde se quieren ver y reestructuren todo el proyecto y el modelo de negocios.

MAV: ¿Cómo ha sido el trabajo en la pandemia?

PP: Seguimos haciendo home office desde el mes de marzo, el equipo de almacén y producción van a la oficina para hacer todo el envío de tienda online diario. De repente vamos a la oficina, igual por equipos para revisar que las cosas funcionen como deben.

Ha sido complicado, a mí me gusta trabajar más en la oficina y tener a todo el equipo y preguntar en el momento. Pero al final lo primero es la salud de ellos y de las familias y así seguiremos hasta nuevo aviso.

La pandemia nos sirvió porque nos digitalizamos ya que creció mucho el e-commerce, pero de todas maneras no fue lo suficiente. Sí nos ha pegado y a todas las marcas de cosméticos que yo conozco.

Con el hecho de traer cubrebocas ya no utilizas labial o maquillaje, ya sea porque no se ve o porque te salen granitos. Subieron los productos de skincare y los del eje de ojos. Por eso lanzamos nuestra línea del cuidado de la piel e impulsamos más la línea de los ojos.

Cortesía: Pai Pai

MAV: ¿Qué proyectos tienen en el futuro?

PP: Seguimos trabajando en extender la línea de ojos, vamos a sacar delineador y lápiz. El año pasado lanzamos paletas de sombras y rimel para pestañas. 

Y al mismo tiempo estamos por lanzar los productos de skincare, que sean básicos y no necesites tanto tratamiento dermatológico, como agua de rosas o agua micelar.

Por mi parte es seguir trabajando todos los días e impulsar la marca para sacarla adelante de esta crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.